Aguas frescas para el verano

aguas frescas de colonia

Las fragancias que acompañan al verano son las aguas frescas de colonia. La diferencia respeto al perfume es, por supuesto, que son más refrescantes e ideales para la época de más calor. Esto se debe a que su principal distinción reside en el grado de concentración de la esencia en alcohol, el cual, es mayor en los perfumes. El aroma de las aguas de colonia duran normalmente un par de horas y su sensación es más refrescante al tener menos aceites.

Recientemente, os hablábamos de las Ô de Lancôme, con sus tres fragancias para cada tipo de mujer. Pero las firmas cuentan con aguas frescas cuyo máximo esplendor lo encontramos en esta temporada. Vamos a conocer cuáles son las otras:

–       Aguas frescas de Adolfo Domínguez. De rosas, de rosas blancas y de azahar son el trío perfecto de estas fragancias de Adolfo Domínguez. La más conocida es agua fresca de rosas, con un toque floral que hace que sea elegante y sensual. Las de rosas blancas, que se lanzó en 2012, es de la familia olfativa flora acuática con el yuzu, la flor de loto y el bambú en sus notas de salida. Y la de azahar, ideal para mujeres de 35 a 45 años, represente la faceta más enérgica y vital de la mujer.

–       Aqua Allegoria de Guerlain. El aroma de Limón Verde recuerda al sabor que deja una caipiriña bajo los limoneros del río Amazonas, según explica la firma. Es una fragancia tropical, que realza el frescor y los acentos vibrantes. Por su parte, el Aqua Allegoria Pera Granita es como una balada en el centro del Jardín de las Hespérides, un jugoso y alegre aroma que aúna el encanto de la bergamota con la ligereza de la pera. Sus frascos, refinados y sencillos, recuerdan a una malla dorada, un guiño al reconocido frasco de abejas.

–       Le Couvent des Minimes. La marca francesa cuenta con unas aguas de colonia ideales para esta época del año. Posee cinco tipos de fragancias:

Eau Aimable, que busca mantener una sensación de bienestar y serenidad gracias a su receta original que mezcla la flor de Azahar, fuente de suavidad, con cinco plantas. Esta agua perfumada burbujeante y deliciosa deja la piel con una sensación de suavidad y relajada, además de fresca y perfumadas.

Eau du Cloitre. Inspirado en el perfume de flores del Cloitre del convento calentadas por el sol de medio día, este agua busca mantener una sensación de alegría y bienestar. Sus ingredientes se basan en una mezcla de rosa y bayas de rosa luminosa con cuatro plantas beneficiosas en esta agua aromatizada.

Eau des Matines. Un aroma para hombres y mujeres que rinde homenaje a la hora del día en que la naturaleza cobra vida. Abre con notas nítidas de manzana que se mezclan con la frescura de la naranja y el limón. El corazón revela una flor delicada pera, magnificada por la figura de flores y albahaca fresca. Las nota de fondo de maderas, cedro y almizcle suave dan una sensación de serenidad.

Eau des Minimes. Busca una sensación de frescura y bienestar a través de su receta original que mezcla tres cítricos refrescantes con siete plantas seleccionadas por sus propiedades beneficiosas. Un agua perfumada universal que encanta a los adeptos de las colonias y de perfumes hespérides.

Eau Sereine. Esta fragancia botánica capta las aguas tranquilas de un lago en las montañas de la Alta Provenza. Hecho de una receta original, la fragancia delicada mezcla lavanda y bergamota para un aroma relajante, mientras que el lirio de los valles, rosa y notas de arándanos se combinan sobre notas de fondo de cedro caliente para un acabado revitalizante.

–       Aguas de Victorio & Lucchino. Estas colonias cuentan con varias fragancias que van desde los aromas más sensuales, hasta los más cítricos y entusiastas. Un aroma para cada mujer.

Ô de Lancôme, las aguas del verano

O de Lancome

¿Qué sería de un verano sin los perfumes Ô de Lancôme? Aguas frescas que este año renacen más veraniegas que nunca con una imagen más juvenil y evocadora para llegar al corazón de todas las mujeres. Ô de Lancôme es el buque insignia, pero a esta fragancia se unen las maravillosas Ô de L’Orangerie y Ô d’Azur. Estos perfumes continúan con el icónico frasco, que recoge la energía del agua entre unas paredes de cristal puro. ¡Vamos a conocer cada uno!

Ô de Lancôme es uno de los clásicos de la época estival, fresca y en contacto con la naturaleza. En sus notas de corazón se encuentra la madreselva, un arbusto originario de China que produce pequeñas flores blancas con olor a jazmín. Estas se mezclan con notas de salida cítricas y florales y el musgo de roble, el sándalo y el vetiver como notas de fondo dotándolo de un aroma con mucho vigor.

Ô de L’Orangerie, como bien dice su nombre, es un perfume totalmente estival compuesto por notas de salida relacionadas con la naranja y la flor de azahar. Su originalidad radica en sus notas de ozónicas en el corazón para evocar el aire que protege nuestra atmósfera. Esto confiere a la fragancia frescura con un toque cristalino, acuático e, incluso, metálico.

Ô d’Azur es realmente una reinterpretación del perfume estrella de esta línea. El frescor y la sensualidad se entremezclan en esta sorprendente fragancia que se abre con los acentos acidulados del caviar de limón de Calabria, antes de desvelar un corazón de rosa de Damasco y de peonía. Las notas de fondo, amaderadas y almizcladas, completan esta encantadora y creativa estela de aromas.

¿Con qué perfume te sientes más identificada?

Buscador de productos

[instagram-feed]