Clásicos del perfume (XVII): Aromatics Elixir de Clinique

elixirDesde que habláramos del clásico de los clásicos, Chanel nº5, teníamos un poco abandonada esta sección de nuestro blog en la que recorremos la historia de algunos de los perfumes más míticos del mundo. Hoy nos bajamos en 1.971 para conocer más de cerca la longeva vida de Aromatics Elixir de Clinique.

Y es que Clinique fue creada por la exitosa empresa Estée Lauder Inc. en 1.968 para diversificar su producción de maquillaje y cosmética. No estaba en el guión pues, el éxito que luego conseguiría la marca con perfumes como el que nos compete o la conocida gama de perfumes Happy.

Ahora hace dos años Clinique celebraba por todo lo alto el 40 aniversario de su Aromatics Elixir con una edición limitada que rendía homenaje al perfume creado en 1.971 por Bernard Chant y Carol Phillips. Una fragancia que se concibió como una forma de viajar mediante el perfume, para lo que plasmaron en Aromatics Elixir la esencia de lugares tan remotos como Haití, Bulgaria, India, Francia y España.

Es por ello que la fragancia original contenía cientos de ingredientes diferentes en una mezcla que enamoró a las mujeres de la época. Hoy en día Aromatics Elixir de Clinique sigue siendo mucho más que un perfume que invoca al individualismo de la mujer. Una fragancia seductora pero que, a la vez, ofrece un remanso de calma para los sentidos.

Clásicos del perfume (XVI): Chanel nº5

ChanelEn nuestro habitual repaso a los clásicos del perfume, no habíamos centrado nuestra atención todavía en el más antiguo de ellos. Sin lugar a dudas el perfume que más mitología guarda en su historia, cuyos orígenes se remontan a hace ya casi 100 años. Corría 1921 cuando Chanel nº5 revolucionó a la élite de la sociedad parisina de la época.

Para inicios de los ’20, Coco Chanel ya era todo un fenómenos en los círculos parisinos de la moda. Había llegado a París unos años antes como amante de Etienne Balsan, el barón de los textiles, y pronto abrió su propia sombrerería para damas debajo del apartamento de Balsan. Para cuando Chanel nº5 se convirtió en el icono perfumístico de la época, Coco Chanel ya contaba con varias boutiques de éxito en París. Fue entonces cuando se propuso plasmar un perfume que reflejase la mujer moderna y sofisticada en la que se había convertido. No obstante, su pasado rural y de clase baja dificultó la labor, ya que las primeras pruebas contenían fragancias que recordaban a ese pasado alejado del glamour parisiense.

Corrían los últimos días del verano de 1920 cuando en una vacaciones por las Costa Azul, Coco Chanel escuchó hablar del perfumista Ernest Beaux, quien aceptó la propuesta de la modista y se puso a trabajar en su perfume. Unos meses después, el perfumista ofreció a Coco Chanel diez muestras numeradas del 1 al 5 y del 20 al 24. Chanel eligió la número 5. Y ese fue el nombre con el que se quedó un perfume que 100 años después sigue marcando tendencia.

Desde entonces, aquel perfume que contenía aldehído y esencias de flor de naranjo amargo, jazmín, rosa, madera de sándalo, vainilla y vetiver, entre otras, ha sufrido algunas modificaciones, pero ha mantenido siempre ese aura que lo convierten en algo único, en un perfume que ha sido capaz de seducir a personalidades como Marilyn Monroe o Audrey Tatou entre muchas otras.

Clásicos del perfume (XV): Rive Gauche de YSL

 

Clásicos del Perfume (XV): Rive Gauche de YSL

Hace unas semanas, en nuestro repaso a los perfumes con historia, hicimos una parada en 1.977 para recordar el nacimiento de Opium, una de las fragancias más míticas de Yves Saint Laurent. Hoy no cambiamos de década ni de diseñador, pero viajamos en el tiempo un poco más atrás, al 1.971, año en el que se lanzó al mercado Rive Gauche, el segundo perfume de YSL tras su debut perfumístico con ‘Y’ (1.964).

Rive Gauche, que ha perdurado en el tiempo hasta llegar practicamente inalterable hasta nuestros días, es un perfume que en su momento rindió homenaje a la línea de ropa del mismo nombre. Yves Saint Laurent fue el primero, en 1966, en popularizar la ropa lista-para-usar, Prêt-à-Porter, en un intento de democratizar la moda. Esa colección recibió el nombre de Rive Gauche.

Sin perder ni una pizca de su personalidad, la fragancia original elaborada en 1.971 ha sido sutilmente retocada. Una fragancia con carácter y con encanto contemporáneo, Rive Gauche se abre con un destello de aldehídos que ceden progresivamente el lugar a un corazón floral exuberante. El fondo sensual reposa sobre un aroma suave de madera, bálsamos y almizcles.

El éxito del perfume con el paso del tiempo ha sido tal que, en 2.003, Yves Saint Laurent sacó al mercado la Rive Gauche Pour Homme. Un perfume que rezuma independencia, seguridad e imprevisibilidad para un hombre fuerte y sensual, seguro de sí mismo y de su poder de seducción, el alter ego de la mujer Rive Gauche.

Clásicos del Perfume (XIV): Opium de Yves Saint Laurent

No fue la primera incursión del diseñador Yves Saint Laurent en el mundo de los perfumes, pero sin lugar a dudas fue, y es todavía hoy en día, la más recordada. Corría el año 1.977 cuando llegó al mercado Opium, una fragancia que marcó un antes y un después en el mundo de los perfumes. Una fragancia cuyo impacto sólo es comparable al que consiguió Chanel con su mítica nº5.

En aquellos años locos de la década de los ’70 YSL era el rey de la alta costura parisiense. Uno de aquellos genios que vivía peligrosamente en el París de los artistas. Fue en un barco, en una espectacular fiesta, dónde dio a conocer su nueva creación, fruto del trabajo de dos de las narices más prodigiosas de la época, Jean Amic y Jean-Louis Sieuzac de Roure.

Yves Saint Laurent quiso crear con Opium una fragancia que recuperase la familia olfativa oriental. Es Opium un perfume provocativo y voluptuoso, el que mejor recoge el estilo del diseñador francés. Fue el primer perfume francés de alta concentración, muy próximo a las fragancias americanas. Un auténtico acontecimiento que plasmó a la perfección el exotismo y el misterio de la China imperial.

Opium es droga, pasión, embriaguez. Opium fue una revolución en el mundo del marketing que marcó toda una década. Opium es una huella que no borra el paso del tiempo.

Clásicos del Perfume (XIII): Caleche de Hermès

Clásicos del Perfume (XIII): Caleche de Hermès

Hoy, en nuestro repaso por los clásicos del mundo del perfume, viajamos hasta 1.961 para encontrarnos con el primer perfume de la casa francesa Hermès, una fragancia femenina que se convirtió en todo un clásico de la década y que aún hoy marca tendencia en el mundo del perfume.

Y es que Hermès fue la primera firma de marroquinería que se atrevió a sumergirse en el sector perfumístico. Y a pesar de de todos los inconvenientes (marca poco conocida, muy vinculada al público masculino y con fama de cara) consiguió que Caleche de Hermès triunfase entre las mujeres de la época gracias a unas notas florales que sintonizaban a la perfección con los gustos de la época y a un nombre que evoca al refinado universo de Hermès.

El lanzamiento de Caleche coincide en el tiempo con la expansión de la firma parisina por el mercado estadounidense, que tuvo su apogeo cuando Grace Kelly apareció en 1.966 en la portada de Life luciendo el bolso Sac à dépêches, que pronto fue rebautizado como el «Kelly Bag».

Cuenta la leyenda que una de las fórmulas del éxito de la fragancia se encuentra en una nota aldehídica de síntesis, una sustancia famosa a la que también se atribuye el éxito de Chanel N°5. El cuidado envase, por su parte, hacen pensar en una lámpara de carroza estilizada.

¿Cuál es vuestra experiencia con Caleche de Hermès?

Clásicos del perfume (XII): Azzaro Pour Homme

Seguimos repasando la historia de algunos de esos perfumes que parecen no sufrir por el paso del tiempo. Fragancias que pasen los años que pasen siempre están de moda, saltando de generación en generación sin perder su esencia. Hoy es el turno de Azzaro Pour Homme, en las tiendas desde 1.978.

Sólo tres años antes de su lanzamiento, la firma de moda parisina Azzaro había aterrizado en el mundo de los perfumes con Azzaro Couture. En 1.978 fue Loris Azzaro, el fundador de la marca de origen italiano, el que dio forma al primer perfume masculino de la casa, Azzaro Pour Homme, que en la década de los ’80 se convirtió en la verdadera estrella de un mercado tan exigente como el francés.

Se dice de él que es un perfume que sienta bien en un ambiente de oficina, dando a su portador un aura de elegancia incomparable. Un perfume clásico en toda la extensión de la palabra con un corazón de madera especiada al que acompañan la presencia del vetiver, el pachulí, el sándalo y el cardamomo.

Azzaro Pour Homme es la seducción en estado puro unida al refinamiento italiano que recuerda los orígenes de su creador. Una fragancia intemporal, sensual y con clase. Fresca y potente. Con ese envase de vidrio esmerilado y tapón con acabado plateado que luce desde sus inicios, hace más de 30 años.

Enrique Iglesias es la imagen de Azzaro Pour Homme en esta segunda década del siglo XXI.

Clásicos del Perfume (XI): L’Interdit de Givenchy

Hace una semana, en nuestro repaso a la historia que se esconde detrás de los clásicos del perfume, indagamos en el universo Givenchy con Amarige. Hoy, seguimos sin abandonar la marca francesa para conocer la historia de otro de sus iconos, un perfume que se mantiene vivo desde 1.957, L’Interdit.

1.957 fue el año del lanzamiento comercial del perfume. Éste, sin embargo, tenía una usuaria muy especial desde mucho tiempo antes. El perfume fue creado por el diseñador Hubert de Givenchy para el uso exclusivo de la bellísima actriz Audrey Hepburn, su musa y amiga, la embajadora de la marca en Estados Unidos.

Fue en 1.957 cuando Givenchy decidió comercializar el perfume. Y fue entonces cuando el diseñador recibió una escueta nota de la actriz: «Mais c’est Interdit» (Está prohibido). Finalmente Audrey Hepburn autorizó que su perfume fuese usado por otras mujeres del mundo y la primera creación de Givenchy en el mundo de los perfumes tomó como nombre una parte de aquella nota, ‘Interdit’.

En 2.002, coincidiendo con el 50 aniversario de la marca, Givenchy relanzó y modernizó la fragancia, que sin perder su esencia, ha variado algunas notas olfativas para adecuarla a los gustos actuales. L’Interdit de Givenchy es una maravillosa opción para, al menos durante unas horas, sentirse un poco Audrey Hepburn.

Clásicos del perfume (X): Amarige de Givenchy

Hace aproximadamente un mes dejamos un poco parada esta sección en la que venimos recopilando la historia que hay detrás de algunos de los clásicos del mundo del perfume. Hoy la retomamos para hablaros de uno de los perfumes por excelencia de Givenchy, Amarige y su resplandeciente feminidad.

Nacido en 1.991, Amarige pronto se convirtió en uno de los perfumes de referencia en la década de los 90. Estamos ante un precioso ramo de flores amarillas en torno a la mimosa, con notas anaranjadas refrescadas por el palo de rosa. Una combinación clásica y dulce. Muy femenina.

Con Amarige, Givenchy quiso reflejar la alegría y la felicidad de una noche de verano en pleno Mediterráneo. La seducción que se respira en el ambiente. El nombre del perfume es anagrama de ‘Mariage’ (matrimonio en francés), por lo que la felicidad está presente en cada una de sus notas olfativas.

Felicidad, alegría, celebración, feminidad, seducción. Amarige de Givenchy.

Clásicos del Perfume (IX): Beautiful de Estee Lauder

Continuamos tras un parón de una semana repasando la historia de algunos de esos perfumes que, con el paso de los años, se han convertido en grandes clásicos del sector. Hoy es el turno de uno de los productos estrella de la firma neoyorkina Estee Lauder, Beautiful.

Treinta años después de lanzar al mercado su primera fragancia, Young Dew (1953), Estee Lauder dejaba para la posteridad un perfume que, aún hoy en día, sigue siendo uno de los perfumes más usados por las mujeres durante el día. Beautiful, que nació en plena efervescencia de los años ’80, es el clásico de clásicos de la famosa firma americana.

Cuenta la leyenda que Beautiful es un homenaje de Madame Lauder a su propia boda y, de manera más general, a los grandes momentos que marcan la vida de las personas. El nombre del perfume, según esa misma leyenda, deriva de la exclamación de una de las amigas de Madame Lauder: «Oh, it`s beautiful!».

Beautiful de Estee Lauder es el perfume de las mil flores. Un tierno ramillete de lirios y rosas, caléndula y flores de azahar…todo ello envuelto en una base amaderada e iluminado con un toque de cítricos, lo que la convierten en una fragancia elegante, extrovertida, romántica  y sensual.

Clásicos del perfume (VIII): Poison de Dior

Clásicos del Perfume (VIII): Poison de Dior

Continuamos con nuestro repaso a los clásicos del perfume, esas fragancias que marcaron época y que muchos años después siguen dando que hablar. Nos quedamos hace un par de semanas en los años ’70 de la mano de Eau de Rochas. Hoy viajamos hasta 1.985, el año que vio nacer a Poison de Christian Dior.

Poison se convirtió en todo un éxito de ventas tras su lanzamiento al mercado en 1.985. Era el primer perfume de la firma que no llevaba asociado el nombre de su fundador, Christian Dior. Desde el principio, la marca buscó con Poison provocar a través de un impacto dramático. Y, a juzgar por los resultados, lo consiguieron. Un perfume misterioso, turbador, enigmático, que no deja indiferente a nadie.

La fragancia, creada por el perfumista Édouard Fléchier, destaca por su carácter oriental, fruto de una alquimia entre notas picantes, florales y ambarinas, combinadas con las notas sensuales de la miel y el almizcle, que dan como resultado un perfume cautivador, arriesgado e inolvidable.

El frasco, en forma de manzana, remite a la idea del bien y del mal. Del amor y del odio. Fue creado por uno de los grandes maestros critaleros del siglo XX, Maurice Marinot, conocido por las formas de sus creaciones, la riqueza de sus colores y el espesor de sus cristales. El color amatista impregna de misterio a este envase coronado por un tapón dorado.

Hoy en día también se pueden encontrar las versiones Pure Poison e Hypnotic Poison.

Buscador de productos

[instagram-feed]