Cómo cuidar la piel después de tomar el sol

cuidar la piel tras tomar el sol

Durante los días de vacaciones no podemos bajar la guardia ni durante ni después de la exposición del sol. Si la piel hay que protegerla cuando estemos en la playa o en la piscina, muchas veces se puede quemar, sobre todo durante los primeros rayos de sol. Y, además, hay que seguir algunas rutinas después de tomarlo tanto para cuidar la piel como para mantener más tiempo el moreno y que éste se vea saludable.

Parece obvio, pero nada más llegar a casa hay que ducharse para eliminar la sal o el cloro de la piscina. Se debe emplear un gel corporal PH neutro o para pieles sensibles debido a las agresiones de los rayos UV y de otros agentes externos.

Uno de los puntos más importantes es la hidratación posterior, ya que con el calor se deshidrata más rápidamente y el sudor también contribuye a ello. Los famosos ‘after sun’ son la mejor recomendación para estos casos, ya que hidratan en profundidad, cuentan con factores antienvejecimiento que pueda provocar la exposición solar y repara la piel en caso de que haya sufrido quemaduras. No obstante, si la piel no está afectada, también se puede optar por una leche que hidrate en profundidad.

Si hemos tomado el sol durante mucho tiempo también se aconseja tratamientos reparadores, ya que la piel puede quedar más rugosa y seca. Con estos productos la piel aparece más suave y tersa. Asimismo, los productos elaborados con aloe vera son ideales para esta época, ya que esta planta cuenta con numerosas propiedades regeneradores e hidratantes.

Sigue estos consejos después de tomar el sol, pero, sobre todo, recuerda proteger tu piel durante la exposición y evita las horas centrales del día, que es cuando los rayos son más fuertes. Tu piel te lo agradecerá.

Deja un comentario

Buscador de productos