Especial Celulitis (III): Orígenes de la piel naranja y cómo prevenirla

eliminacion-de-celulitis-2Seguimos con nuestro repaso a un problema tan común, sobre todo entre las mujeres, como es la celulitis. Después de definirla, describir sus tipologías y hacer un repaso a las verdades y mitos que rodean a la piel naranja, hoy nos vamos a centrar en los factores que la originan y en ofrecer una serie de consejos que pueden ayudar a prevenir su aparición. ¿Nos acompañas?

Los orígenes de la celulitis pueden tener muy diversa procedencia. Desde la genética, que hace que algunas personas sean propensas por naturaleza a tenerla, hasta la dieta alimentaria, sobre todo cuando es rica en lípidos y sal, pasando por problemas en el aparato digestivo como el estreñimiento. A estos tres factores, también se podrían añadir los problemas circulatorios y los malos hábitos (como el tabaco, el estrés o la falta de ejercicio físico), así como factores derivados de cambios hormonales (menopausia, toma de anticonceptivos) o de la ingesta de algunos medicamentos.

Para prevenirla, aunque no siempre bastará con eso, se pueden seguir una serie de consejos, sobre todo a la hora de vestir, que mejorarán la circulación:

  1. Tacones muy altos: Los tacones muy altos dificultan la circulación en tus piernas, lo que a la larga produce celulitis. El tacón ideal debe tener entre 3 y 5 cms.
  2. Pantalones muy ajustados: La ropa muy ajustada al cuerpo impide la correcta circulación.ç
  3. Cinturones apretados: Los cinturones muy ajustados también son un enemigo para combatir la celulitis, pues dificulta la circulación hacia las piernas. Es preferible llevarlos como un accesorio o adorno, dejando que caigan sueltos.
  4. La ropa interior ajustada: Cuidado con la ropa interior con costuras muy ceñidas. Esto produce el mismo efecto, complican la circulación y con esto aumenta la celulitis. Si la costura te produce una marca en la piel, quiere decir que es muy ceñido.

Deja un comentario

Buscador de productos