Malu (In my backstage): “Las redes sociales reflejan lo que soy, una chica normal a la que le encanta la moda y escribir”

In my back stage. Entrevista Perfumerías Laguna

Malu Gil es la persona que se encuentra detrás de In my backstage, un blog de moda, y de mucho más. En esta fantástica entrevista, Malu nos cuenta los motivos que la impulsaron a abrir un blog sobre su pasión, la moda; cuál es el secreto de sus looks; y, también, hablamos con ella sobre sus reflexiones. “Creo que lo que hay que potenciar en nosotras mismas y, sobre todo, transmitir a las jóvenes, es la importancia de querernos como somos”, nos dice entre otras cosas tan interesantes.

¿Cómo comenzaste a hablar del mundo de la moda?

Fue en Agosto de 2011 cuando, sin apenas conocer el mundo de los blogs, abrí el mío. Necesitaba tener un pequeño rincón en el que poder dar mi visión sobre la moda, y decidí hacerlo así. Ahora, el blog sigue teniendo como temática principal la moda, pero también estoy incluyendo otros contenidos que me interesan y quiero compartir con quienes deciden leerme.

Hiciste un parón por motivos profesionales, ¿cómo ha sido la vuelta?

Es verdad, tuve que hacer un parón en el blog por motivos profesionales. Pero en redes sociales como Instagram seguía activa; gracias a eso y a unos lectores y seguidores a los que estoy muy agradecida, he podido volver al blog y, la verdad, que ha tenido muy buena acogida. Durante el tiempo en que no podía gestionar el blog, quienes en su momento los seguían, me mandaban e-mails y mensajes para que lo reabriera, y la verdad que eso me hizo mucha ilusión y, en cuanto pude, volví a tenerlo activo.

¿Es difícil gestionar las redes sociales, las imágenes, pensar en un look…?

Depende. Tener una red social no es complicado; lo difícil creo que es tener claro qué quieres comunicar, a quién y cómo. Yo sé perfectamente qué quiero transmitir: no soy una experta en moda, pero me gusta compartir mis looks por si pueden servir de inspiración o dar ideas. Es difícil porque crear una buena imagen requiere buenas fotos -entre otras cosas-, pero todo lo que se hace con ilusión, no cuesta. Sobre todo, a mi me interesa que mis redes sociales reflejen lo que soy, una chica normal a la que le encanta la moda y escribir. En cuanto a pensar looks, yo no me visto a propósito para las redes; al revés. Saco en redes mis looks del día a día que pensaría de la misma forma que si no los compartiera.

 ¿Cuál es el secreto del éxito de tus looks?

Creo que eso no debería responderlo yo; más que nada, porque no lo sé. El éxito es algo muy subjetivo, y para mí, el hecho de que haya chicas que me escriban para decir que les gusta, ya es un triunfo con independencia de si son tres o tres mil. Creo que lo que se busca, porque yo soy la primera que lo hace, son looks naturales, asequibles, sencillos y con un toque diferente. Yo huyo de las extravagancias y de las modas temporales; como siempre digo, “menos es más” y creo que eso es lo que caracteriza mis looks.

Cuentas que tu pasión es la moda, que de pequeña ya le quitabas los vestidos a las muñecas para ponerles los que habías diseñado, ¿has diseñado algo?

Sí, y ojalá algún día tenga el tiempo suficiente para materializarlos. Se me ocurren infinidad de vestidos, faldas, tops, zapatos… en cualquier momento; la mejor inspiración la encuentras en la calle mirando cómo otras personas visten y la diversidad y variedad de estilos que hay.

Entrevista In my back Stage. Perfumerías Laguna

¿Cuál es el look con el que te sientes más cómoda?

No hay un look concreto, sino más bien un estilo. Creo que el estilo minimalista, sencillo y con aires modernos es lo que más me gusta. Me siento cómoda con unas zapatillas, pero también con unos tacones; para mí, la clave es que el look refleje mi personalidad. Hay días que me apetece ir más sport y otros más formal, pero como ya he dicho, en todos mis looks hay una regla común: menos es más. Pocos complementos, pero originales; tops sencillos pero con detalles diferentes…

Cuéntanos cuál es tu imprescindible para salir de casa.

Quienes me conocen lo saben bien, el móvil y mi colonia. Soy muy pesada con ambas cosas; el primero, porque siempre pienso que lo he perdido; y la segunda, porque no paro de echármela siempre que puedo.

 ¿Y de maquillaje?

Depende del maquillaje que lleve ese día; pero siempre llevo en el bolso la sombra y el lápiz de ojos negro y un labial (natural o rojo).

¿Cuál es tu perfume favorito?

Tengo varios. De mujer me encanta el de Chloe y el de Narciso Rodríguez; de hombre, me encanta Egoiste de Chanel.

Nos encantan tus reflexiones; dices, por ejemplo, que estás aprendiendo a ser feliz, ¿cuáles son las claves en este aprendizaje?

Creo que las claves para eso las tiene cada uno; como os decía, no soy experta en moda, y mucho menos en psicología o relaciones. Pero me gusta reflexionar sobre ello. En uno de mis últimos post hablaba sobre la importancia de ser selectivo para ser feliz; y no me refería a una forma prepotente o despótica, sino todo lo contrario. Creo que aprender a priorizar el tiempo, las amistades y relativizar los problemas, es una de las mejores formas de poder llegar a ser feliz. Es difícil, pero creo que así debe ser. Aprender a valorar lo que cada uno tenemos y somos, sin conformarnos, pero sin aspirar a ser nadie o tener nada que no sea ser uno mismo. Hay que ser ambicioso, pero no conseguir las cosas a cualquier precio ni por encima de nadie, y sobre todo, hay que ser realista y muy optimista.

También hablas de “la mujer real”, ¿qué entiendes por ésta?

Para mí, cualquier mujer es real. ¿Por qué no? Precisamente en ese post hablaba de lo poco que me gusta esa etiqueta; las etiquetas en general. Creo que lo que hay que potenciar en nosotras mismas, y sobre todo, transmitir a las jóvenes, es la importancia de querernos como somos. Aceptarnos tal cual somos, sin mirar medidas o tallas. La importancia de cuidarse para estar bien con una misma, pero no para cumplir con un canon de belleza. Que igual de guapa es una chica delgada, que una chica con curvas. Que lo importante es estar sana y gustarse a una misma; y, por supuesto, el deporte y una vida saludable son importantes, pero siempre que no se caiga en la obsesión. Y que hasta que este tipo de etiquetas no desaparezcan de nuestro vocabulario y sociedad, no podremos vivir con absoluta libertad y satisfacción real.

Dejar un comentario

Buscador de productos