¿Cejas gruesas? ¡Sí!

Audrey-Hepburn_A-Life-in-Full-Circle_HD_768x432-16x9

Lejos de ser un elemento más en el rostro, las cejas tienen un papel fundamental que va más allá de la harmonía de la cara. Son, nada más y nada menos, las responsables de enmarcar nuestra mirada. Por ello, cómo depilemos las cejas pueden transmitir unas expresiones u otras y es un error garrafal no prestarles atención.

La tendencia ahora es la llamada “bold eyebrow” o, lo que es lo mismo: cejas gruesas. Que ahora se apueste por la naturalidad en las cejas y porque estén pobladas, no quiere decir ¡que haya que descuidarlas! Todo lo contrario.

De hecho, son todo un icono beauty. La top Cara Delevingne es una de las VIP que lleva este look, o las hermanas Olsen o incluso Penélope Cruz. También hemos visto en la última gala de los Globos de Oro a muchas celebrities, como Camila Alves, Emily Blunt o Amal Clooney, que han lucido cejas.

Con todo, esta moda revive el espíritu de los años 50.  Hagamos memoria: ¿Quién no recuerda las cejas de la bellísima Audrey Hepburn? 😉 😉

 

Clásicos del Perfume (XI): L’Interdit de Givenchy

Hace una semana, en nuestro repaso a la historia que se esconde detrás de los clásicos del perfume, indagamos en el universo Givenchy con Amarige. Hoy, seguimos sin abandonar la marca francesa para conocer la historia de otro de sus iconos, un perfume que se mantiene vivo desde 1.957, L’Interdit.

1.957 fue el año del lanzamiento comercial del perfume. Éste, sin embargo, tenía una usuaria muy especial desde mucho tiempo antes. El perfume fue creado por el diseñador Hubert de Givenchy para el uso exclusivo de la bellísima actriz Audrey Hepburn, su musa y amiga, la embajadora de la marca en Estados Unidos.

Fue en 1.957 cuando Givenchy decidió comercializar el perfume. Y fue entonces cuando el diseñador recibió una escueta nota de la actriz: «Mais c’est Interdit» (Está prohibido). Finalmente Audrey Hepburn autorizó que su perfume fuese usado por otras mujeres del mundo y la primera creación de Givenchy en el mundo de los perfumes tomó como nombre una parte de aquella nota, ‘Interdit’.

En 2.002, coincidiendo con el 50 aniversario de la marca, Givenchy relanzó y modernizó la fragancia, que sin perder su esencia, ha variado algunas notas olfativas para adecuarla a los gustos actuales. L’Interdit de Givenchy es una maravillosa opción para, al menos durante unas horas, sentirse un poco Audrey Hepburn.

Buscador de productos