Champús, ¿cuál es que mejor va a tu cabello?

Champú según el cabello

Champús hay muchísimos, para todo tipo de cabello. Muchas veces nos abruma ver la cantidad de champús que existe en el mercado sin saber cuál es el más apropiado. Por eso, os queremos sacar de dudas y acertar con el champú que mejor os va para lucir una preciosa y sana melena.

Cabello graso

Las que tienen el cabello graso lo saben bien: es una faena que parezca que esté sucio. Por eso, se necesita un champú que equilibre la producción de sebo en el cuero cabelludo. Productos con extractos de plantas, como la menta, son los más idóneos para controlar esta situación y, además, debe ser pH neutro, ya que el pelo se lava con mayor frecuencia. Por ejemplo, podemos encontrar el Lovea Menthe Celeste o el Timotei Hierbas Fresco y Fuerte. 

Cabello seco

Se trata de un pelo sin brillo, quebradizo; parece que no tenga vida. Para conseguir darle un aspecto sano hay que buscar champús que lo reparen, ya que suele tener las puntas abiertas, y lo hidrate en profundidad pero sin apelmazar. La miel, la manteca de karité o el aceite de Argán se encargan de esta labor. Muchos champús también cuentan con vitamina E, importante para paliar este desgaste. Así pues, os aconsejamos el TRESemme Hidratante y el Champú Kerantea Nutrición con Keratina y Argán.

Cabello fino

Un pelo delicado y caído necesita un champú suave y que aporte mayor volumen para poder presumir de melena. Este tipo de productos, además de cuidar el pelo, incluyen fórmulas para conseguir más densidad en el cabello. Un ejemplo es el champú Fructis Melena Abundante. Pero si lo que más te interesa es conseguir que ese pelo fino sea más fuerte puedes optar por el Gliss Fuerza y Resistencia.

Cabello encrespado

La clave para evitar un cabello encrespado reside en la hidratación, por ello, los champús nutritivos son la mejor solución. Además, un buen acondicionador y mascarilla ayudan a poder desenredar muy bien el pelo. El aguacate se ha convertido en una solución, por ello, uno de los champús van vendidos es el Garnier Aceite de Aguacate y Manteca de Karité. Este último ingrediente también es ideal para este tipo de melenas. También recomendamos el Fructis Nutri Repair, cuyos ingredientes combaten el efecto frizz.

Cabello con caspa

La odiosa caspa a veces es difícil de combatir, sobre todo, si no se elige el producto adecuado. Por ello, la línea de H&S es la más idónea para ello. Además, cuenta con una amplia gama de champús en función de si el cabello se tiene graso o seco. Los hombres son los que más sufren la caspa, por eso marcas Nivea cuentan con una línea especial para ellos.

Otros tipos de cabello

La evolución de los champús ha llevado a que se pueda optar por aquellos que protegen el color, tanto teñido como con mechas, como el Pantene Color Protect, que tiene un doble beneficio al proteger tanto el propio color como el pelo en sí.  También los hay que calman el cuero cabelludo sensible, como Champú Garnier Delicatesse o que están especializados en el pelo blanco o gris, que eliminan las tonalidades amarillentas y aportan bonitos reflejos plateados como Revlon Proyou White Hair Champu.

Por supuesto, los hay específicos para cuidar y proteger las melenas rizadas o para aquellas mujeres que quieren tenerlas lisas, siendo la keratina el componente esencial. Así pues, podemos encontrar el Herbal Professional Care Rizos o el Gliss Liso Asiático. Y ahora que llega el verano, recuerda proteger y mimar tu cabello con productos específicos como el Schwarzkopf Bonacure Sun Protect Champu.

Cómo cuidar el pelo en verano

cuidar el cabello en verano

Al igual que protegemos nuestra piel durante el verano para que no sufra los efectos negativos de los rayos solares, también hay que procurar un cuidado especial para el cabello. Y no solo del sol, el pelo también se enfrenta a otras agresiones como el cloro, que lo quiebra, o el propio calor que hace que se deshidrate.

El sombrero puede ser un gran aliado. Pero si eres de las que prefiere la melena al viento no olvides tu protección solar específica para el pelo, sobre todo, si lo llevas coloreado o tratado con alisado o permanentes. Es una buena forma para ayudar a que el cabello teñido de rubio no acabe volviéndose pajizo o de color verde como muchas veces hemos visto.

Schawrzkopf cuenta con la línea Sun Protect dentro de su gama Bonacure, que transforman el cabello estresado por el sol en una delicada belleza. Para ello, emplea extracto de aloe vera, filtro UVA & UVB y aminoácidos.  Entre ellos se encuentra un aceite protector que rehidrata profundamente el pelo expuesto al sol sin sobrecargarlo mientras previene la pérdida de color. Además actúa contra los radicales libres con un antioxidante. Asimismo, esta línea también cuenta con un champú y con un acondicionador para proteger el cabello durante el verano.

Respecto al secado del pelo, hay que intentar que sea al aire y aprovechar así el buen tiempo. Si hay que utilizar una plancha, esta debe ser sí o sí de cerámica o de titanio para evitar que el pelo se quiebre. También es recomendable pulverizar el cabello con un espray que evite los efectos del calor y repare el daño que se pueda producir.

Una por semana hay que envolver nuestro pelo con una mascarilla hidratante, como la de Orofluido Revlon, que hidrata intensamente y repara en profundidad. Hay que dejarlo actuar entre 5 y 10 minutos y, después, la sensación de un cabello sano es evidente. Otra mascarilla que funciona muy bien es la Elvive Total Repair que reconstruye y nutre la melena gracias a su sérum activo pro-queratina y ceramida.

También ayuda utilizar champús hidratantes con ingredientes que no sean agresivos con el pelo y recuerda aclarar bien para que no queden restos que lo estropeen. Y al final del verano ve a la peluquería para arreglarlo y eliminar esas puntas que se hayan abierto.

Buscador de productos