Ô de Lancôme, las aguas del verano

O de Lancome

¿Qué sería de un verano sin los perfumes Ô de Lancôme? Aguas frescas que este año renacen más veraniegas que nunca con una imagen más juvenil y evocadora para llegar al corazón de todas las mujeres. Ô de Lancôme es el buque insignia, pero a esta fragancia se unen las maravillosas Ô de L’Orangerie y Ô d’Azur. Estos perfumes continúan con el icónico frasco, que recoge la energía del agua entre unas paredes de cristal puro. ¡Vamos a conocer cada uno!

Ô de Lancôme es uno de los clásicos de la época estival, fresca y en contacto con la naturaleza. En sus notas de corazón se encuentra la madreselva, un arbusto originario de China que produce pequeñas flores blancas con olor a jazmín. Estas se mezclan con notas de salida cítricas y florales y el musgo de roble, el sándalo y el vetiver como notas de fondo dotándolo de un aroma con mucho vigor.

Ô de L’Orangerie, como bien dice su nombre, es un perfume totalmente estival compuesto por notas de salida relacionadas con la naranja y la flor de azahar. Su originalidad radica en sus notas de ozónicas en el corazón para evocar el aire que protege nuestra atmósfera. Esto confiere a la fragancia frescura con un toque cristalino, acuático e, incluso, metálico.

Ô d’Azur es realmente una reinterpretación del perfume estrella de esta línea. El frescor y la sensualidad se entremezclan en esta sorprendente fragancia que se abre con los acentos acidulados del caviar de limón de Calabria, antes de desvelar un corazón de rosa de Damasco y de peonía. Las notas de fondo, amaderadas y almizcladas, completan esta encantadora y creativa estela de aromas.

¿Con qué perfume te sientes más identificada?

Deja un comentario

Buscador de productos