Clásicos del perfume (VII): Eau de Rochas

Tras nuestro viaje a los ’90 en búsqueda de los inicios de Calvin Klein One, hoy volvemos al pasado, concretamente a los años ’70, para encontrarnos con otro de esos clásicos intemporales que ha capeado a las mil maravillas el paso del tiempo. Hablamos de Eau de Rochas (1.970), que tiene en una de nuestras españolas más internacionales, Maribel Verdú, su última imagen.

La firma Rochas nace en 1.931, cuando Marcel Rochas, un joven parisino de 22 años, crea en su propia casa un taller de costura. Le bastaron seis años para convertirse en un icono de la moda capaz de capear como ninguna otra marca la crisis provocada por la Segunda Guerra Mundial.

Ya rozando los 40, Marcel conoció a Helene. Pronto se casaron y se convirtieron en inseparables. Un binomio perfecto tanto a nivel personal como profesional. Helena era la musa de Marcel y también su mano derecha en los negocios. Tanta felicidad se vio rota por la repentina e inesperada muerte de Marcel a los 53 años. Helene se hizo cargo de la empresa con sólo 28 años, convirtiéndose en la directiva más joven de Francia.

16 años más tarde, en 1.971, Helene decidió vender Rochas por 40 millones de dólares. Antes de irse y abandonar la que había sido su casa, dejó para la posteridad  su última colaboración con el perfumista Nicholas Mamounas, Eau de Rochas, un perfume que desde 1.970 hasta la actualidad ha mantenido la fidelidad del público femenino. Hoy, además de la versión clásica, se comercializan las versiones Les Cascades, Fraiche y Sensuelle.

Buscador de productos

[instagram-feed]