Clásicos del perfume (XVII): Aromatics Elixir de Clinique

elixirDesde que habláramos del clásico de los clásicos, Chanel nº5, teníamos un poco abandonada esta sección de nuestro blog en la que recorremos la historia de algunos de los perfumes más míticos del mundo. Hoy nos bajamos en 1.971 para conocer más de cerca la longeva vida de Aromatics Elixir de Clinique.

Y es que Clinique fue creada por la exitosa empresa Estée Lauder Inc. en 1.968 para diversificar su producción de maquillaje y cosmética. No estaba en el guión pues, el éxito que luego conseguiría la marca con perfumes como el que nos compete o la conocida gama de perfumes Happy.

Ahora hace dos años Clinique celebraba por todo lo alto el 40 aniversario de su Aromatics Elixir con una edición limitada que rendía homenaje al perfume creado en 1.971 por Bernard Chant y Carol Phillips. Una fragancia que se concibió como una forma de viajar mediante el perfume, para lo que plasmaron en Aromatics Elixir la esencia de lugares tan remotos como Haití, Bulgaria, India, Francia y España.

Es por ello que la fragancia original contenía cientos de ingredientes diferentes en una mezcla que enamoró a las mujeres de la época. Hoy en día Aromatics Elixir de Clinique sigue siendo mucho más que un perfume que invoca al individualismo de la mujer. Una fragancia seductora pero que, a la vez, ofrece un remanso de calma para los sentidos.

Clásicos del Perfume (XV): Rive Gauche de YSL

Hace unas semanas, en nuestro repaso a los perfumes con historia, hicimos una parada en 1.977 para recordar el nacimiento de Opium, una de las fragancias más míticas de Yves Saint Laurent. Hoy no cambiamos de década ni de diseñador, pero viajamos en el tiempo un poco más atrás, al 1.971, año en el que se lanzó al mercado Rive Gauche, el segundo perfume de YSL tras su debut perfumístico con ‘Y’ (1.964).

Rive Gauche, que ha perdurado en el tiempo hasta llegar practicamente inalterable hasta nuestros días, es un perfume que en su momento rindió homenaje a la línea de ropa del mismo nombre. Yves Saint Laurent fue el primero, en 1966, en popularizar la ropa lista-para-usar, Prêt-à-Porter, en un intento de democratizar la moda. Esa colección recibió el nombre de Rive Gauche.

Sin perder ni una pizca de su personalidad, la fragancia original elaborada en 1.971 ha sido sutilmente retocada. Una fragancia con carácter y con encanto contemporáneo, Rive Gauche se abre con un destello de aldehídos que ceden progresivamente el lugar a un corazón floral exuberante. El fondo sensual reposa sobre un aroma suave de madera, bálsamos y almizcles.

El éxito del perfume con el paso del tiempo ha sido tal que, en 2.003, Yves Saint Laurent sacó al mercado la Rive Gauche Pour Homme. Un perfume que rezuma independencia, seguridad e imprevisibilidad para un hombre fuerte y sensual, seguro de sí mismo y de su poder de seducción, el alter ego de la mujer Rive Gauche.

Clásicos del Perfume (XIII): Caleche de Hermès

Hoy, en nuestro repaso por los clásicos del mundo del perfume, viajamos hasta 1.961 para encontrarnos con el primer perfume de la casa francesa Hermès, una fragancia femenina que se convirtió en todo un clásico de la década y que aún hoy marca tendencia en el mundo del perfume.

Y es que Hermès fue la primera firma de marroquinería que se atrevió a sumergirse en el sector perfumístico. Y a pesar de de todos los inconvenientes (marca poco conocida, muy vinculada al público masculino y con fama de cara) consiguió que Caleche de Hermès triunfase entre las mujeres de la época gracias a unas notas florales que sintonizaban a la perfección con los gustos de la época y a un nombre que evoca al refinado universo de Hermès.

El lanzamiento de Caleche coincide en el tiempo con la expansión de la firma parisina por el mercado estadounidense, que tuvo su apogeo cuando Grace Kelly apareció en 1.966 en la portada de Life luciendo el bolso Sac à dépêches, que pronto fue rebautizado como el «Kelly Bag».

Cuenta la leyenda que una de las fórmulas del éxito de la fragancia se encuentra en una nota aldehídica de síntesis, una sustancia famosa a la que también se atribuye el éxito de Chanel N°5. El cuidado envase, por su parte, hacen pensar en una lámpara de carroza estilizada.

¿Cuál es vuestra experiencia con Caleche de Hermès?

Clásicos del perfume (XII): Azzaro Pour Homme

Seguimos repasando la historia de algunos de esos perfumes que parecen no sufrir por el paso del tiempo. Fragancias que pasen los años que pasen siempre están de moda, saltando de generación en generación sin perder su esencia. Hoy es el turno de Azzaro Pour Homme, en las tiendas desde 1.978.

Sólo tres años antes de su lanzamiento, la firma de moda parisina Azzaro había aterrizado en el mundo de los perfumes con Azzaro Couture. En 1.978 fue Loris Azzaro, el fundador de la marca de origen italiano, el que dio forma al primer perfume masculino de la casa, Azzaro Pour Homme, que en la década de los ’80 se convirtió en la verdadera estrella de un mercado tan exigente como el francés.

Se dice de él que es un perfume que sienta bien en un ambiente de oficina, dando a su portador un aura de elegancia incomparable. Un perfume clásico en toda la extensión de la palabra con un corazón de madera especiada al que acompañan la presencia del vetiver, el pachulí, el sándalo y el cardamomo.

Azzaro Pour Homme es la seducción en estado puro unida al refinamiento italiano que recuerda los orígenes de su creador. Una fragancia intemporal, sensual y con clase. Fresca y potente. Con ese envase de vidrio esmerilado y tapón con acabado plateado que luce desde sus inicios, hace más de 30 años.

Enrique Iglesias es la imagen de Azzaro Pour Homme en esta segunda década del siglo XXI.

Clásicos del perfume (X): Amarige de Givenchy

Hace aproximadamente un mes dejamos un poco parada esta sección en la que venimos recopilando la historia que hay detrás de algunos de los clásicos del mundo del perfume. Hoy la retomamos para hablaros de uno de los perfumes por excelencia de Givenchy, Amarige y su resplandeciente feminidad.

Nacido en 1.991, Amarige pronto se convirtió en uno de los perfumes de referencia en la década de los 90. Estamos ante un precioso ramo de flores amarillas en torno a la mimosa, con notas anaranjadas refrescadas por el palo de rosa. Una combinación clásica y dulce. Muy femenina.

Con Amarige, Givenchy quiso reflejar la alegría y la felicidad de una noche de verano en pleno Mediterráneo. La seducción que se respira en el ambiente. El nombre del perfume es anagrama de ‘Mariage’ (matrimonio en francés), por lo que la felicidad está presente en cada una de sus notas olfativas.

Felicidad, alegría, celebración, feminidad, seducción. Amarige de Givenchy.

Buscador de productos

[instagram-feed]